Astrología

 

. Programa de estudio .

 

La cursada tiene una duración de 4 (cuatro) años y una asistencia semanal de dos días en los que se presencia de manera alternada una clase teórica y una clase práctica.

 

 

Durante el Primer Año el alumno toma contacto con las distintas energías del sistema solar para poder abordarlas no sólo desde el nivel intelectual, sino también desde sus emociones y su sensibilidad.

Con ese fin, el método recurre a visualizaciones guiadas -cargadas de imágenes y sensaciones- para despertar las cualidades planetarias y zodiacales latentes en cada individuo.

Los mitos, leyendas y relatos arquetípicos forman parte de este primer momento de aprendizaje que se completa -desde los trabajos prácticos- con dramatizaciones, juegos, dibujos, música y videos apuntando, en el mismo sentido, a despertar vivencias y sensaciones personales de esas energías.

 

 

El Segundo Año está dedicado a la comprensión de la lógica circular o mandálica, propia de la astrología. Para ello es preciso cuestionar la modalidad lineal del pensamiento, por lo que el Zodíaco es abordado ahora como una estructura de signos complementarios. La introducción en la lógica de las polarizaciones de la conciencia permite superar la dicotomía entre los procesos aparentemente "externos" de los "internos" y profundizar la distinción entre estructura energética y la respuesta psicológica a la misma.

El análisis de múltiples cartas durante el 2do. año de esta Formación posibilita observar cómo la estructura natal puede manifestarse de diferentes maneras, de acuerdo a la ubicación de la conciencia, y con qué energías de dicha estructura aprende aquella a identificarse. La dinámica de la luz y de la sombra y la lógica de la consumación de la experiencia (Casa XII) permite profundizar en la relación entre los arquetipos vibratorios, las imágenes del inconsciente colectivo y el destino personal.

En los Trabajos Prácticos se abordan vivencialmente estos procesos con técnicas dramáticas y visualizaciones, para facilitar el aprendizaje. Cada alumno deberá elegir un personaje famoso, para analizar su carta natal a lo largo del año.

 

 

Durante el Tercer Año es preciso un compromiso aún más profundo por parte del alumno ya que el destino es indagado ahora desde una mirada más amplia. El sujeto aparece dentro de una red vincular en la cual se producen las atracciones e intercambios de cualidades que deben ser vividas por cada individuo. Para comprender los procesos en red y las transformaciones de la conciencia en el encuentro con la sombra, se hace necesario asimilar nociones de alquimia y de la teoría de los sistemas.

También son investigados a lo largo de este año los posibles sentidos de la actividad del astrólogo y las modalidades de la entrevista astrológica.

 

 

El tema central de Cuarto Año es el misterio del tiempo. La astrología es quizás la única mirada que permite reflexionar acerca del tiempo como una estructura. El enfoque vivencial apunta a tomar contacto con la compleja trama de los ritmos planetarios y su relación con los ritmos colectivos e individuales. Esta temática nos lleva a un punto ineludible: la predicción. Después de cuatro años el futuro astrólogo está en condiciones de comprender que la predicción en la astrología clásica presuponía el dualismo, es decir, la creencia de que hombre y cosmos están separados, así como el anhelo de control que surge de la separatividad. Al culminar este nivel del curso, el entrenamiento obtenido en el registro energético permite comprender la naturaleza cíclica de la carta natal y las posibilidades de cada individuo para acompañar naturalmente ese ritmo.

En las clases prácticas se toma contacto vivencial con los ciclos personales y colectivos. También se analizan en profundidad las vidas de dos personajes famosos - distintos cada año y según el docente escogido- como por ejemplo Picasso, Frida Khalo, Lennon, Borges, Bill Gates, etc. Cada alumno, además, presentará a lo largo del año trabajos individuales que le permitirán hacer síntesis sobre las temáticas estudiadas. La modalidad de las presentaciones contempla la posibilidad de utilizar la creatividad personal (dramatizaciones, videos, música, etc.).

 


 

Luego de finalizar dicha Formación, el alumno podrá seguir investigando en diversas temáticas a través de Posgrados y Seminarios dictados en la Escuela. Asimismo, el egresado podrá profundizar en la indagación de su Proceso Psíquico personal a través del trabajo con la propia carta natal, contando con la supervisión de algún docente de la Escuela (ver sección Seguimiento).