Publicaciones

La vida humana como despliegue del código-semilla

por Martina Carutti

En un escrito anterior distinguimos nuestra preferencia a hablar de código natal o código celeste/astral (o podemos seguir ensayando nuevas combinaciones) para reemplazar la noción de carta natal/astral observando la falacia lógica a la cual esa manera de nombrar nos conduce (ver “Porqué ya no hablamos de carta natal y preferimos hablar de código”). Es importante observar las maneras de nombrar que el lenguaje nos “obliga” a usar, dado que organizan nuestra manera de  sentir la realidad.

En el mencionado escrito nos referimos a la falacia que subyace en el decir “mi” código natal o  “tengo” sol en Virgo. Hemos cuestionado el supuesto de que somos entidades autónomas “propietarias” de un código natal, dando cuenta del error lógico que constituye esta forma de decir dado que, si somos rigurosos, cuando pronunciamos estas frases, es el código natal quien las pronuncia. Es decir, no existe un sujeto que esté fuera del código natal, sino que el sujeto es un emergente del mismo.

 

Leer más

Por qué ya no hablamos de Carta Natal y preferimos hablar de Código

por Martina Carutti

La mirada que proponemos en Casa XI tiene como punto de partida la noción del Universo como vibración y más específicamente, como un entretejido de diferentes cualidades energéticas. 

Nuestra pasión es investigar el misterio en el cual la relación entre la Tierra y el Sol y su danza cotidiana con la totalidad del sistema planetario, implica un fenómeno cargado de información vibratoria-quántica que cambia instante a instante y se condensa en las formas terrestres, hace cuerpo, encarna en los seres humanos. Lo que llamamos carta natal, es una representación simbólica en dos dimensiones de un momento específico de este movimiento planetario, percibido desde la Tierra. 

 

 

Leer más

Imágenes arquetípicas y matrices vibratorias.

por Eugenio Carutti

(Fragmento de la introducción del libro "Ascendentes en Astrología- ParteII" de Eugenio Carutti)

Cada vez que la conciencia capta una cualidad a través de una imagen nos encontramos en un nivel mucho más concreto que en el de las estructuras simbólicas. La imagen –en sentido antropomórfico o naturalista- pertenece al dominio de lo imaginable por el ser humano, es decir, de aquello que se encuentra dentro de los límites de nuestra experiencia. Forma parte del bagaje acumulado por la psiquis en tanto interioridad separada y está fuertemente condicionada por la memoria. Toda imagen concreta es un recuerdo o es una construcción en base a fragmentos del pasado. El nivel imaginario de los arquetipos del inconsciente colectivo es una colección de estructuras basadas en la acumulación y repetición de las experiencias humanas, un campo de formas conocidas que adquiere vitalidad en la medida que las experiencias se repiten y confirman el patrón prefigurado en la imagen. Esta última es siempre un fragmento de lo real y la experiencia que contiene no puede ser sino limitada. Por esto, es necesario que aparezcan nuevas imágenes que complementen a las primeras, para que sea posible tener una representación de la totalidad.

 

Leer más

Astrología y Bioenergética

por Martina Carutti

Una posible confluencia de percepciones para un cambio en la sensibilidad del ser humano

La Astrología es un cuerpo simbólico -lenguaje sagrado- que da cuenta de la relación estructural entre el ser humano -como cuerpo-psique en despliegue- y el Sistema Solar.   

La Bioenergética, por su parte, es una teoría psicológica y un dispositivo clínico, que sostiene la unidad funcional entre el cuerpo y lo que llamamos psiquismo. De hecho, si nos referimos líneas arriba al “cuerpo-psique”, podemos hacerlo a partir de la conceptualización de Wilhem Reich, de la cual parte Alexander Lowen para crear la Bioenergética.

 

Leer más

El Zodíaco después de Virgo-La dinámica de la reabsorción.

por Eugenio Carutti

(Fragmento del libro “Ascendentes en Astrología-Parte II” de Eugenio Carutti)

Meditando en la Matriz Zodiacal, podemos percibir como toda estructura compleja se auto-limita cíclicamente. En la fase de Cáncer del Zodíaco, el sistema se divide a sí mismo a fin de generar una forma estable en su interior. La función de esa división es la de crear un receptáculo donde puedan llevarse a cabo ciertos procesos, que necesitan desarrollarse apartados del resto del sistema. Durante un período de tiempo determinado, deberán protegerse ciertas funciones incipientes, hasta que logren desarrollar las cualidades que les permitan avanzar a las fases posteriores de su evolución. El momento canceriano de todo proceso, entonces, conlleva necesariamente un recorte del campo global. Éste se fragmenta para aislar una parte de sí mismo y crear una interioridad –física o psíquica- en la que pueda crecer una diferencia que, de otra manera, sería destruida. Llegará el momento en el cual ésta habrá generado la potencia suficiente (Leo) como para enfrentar las demás fases de la secuencia.

 

Leer más

La música del Zodíaco

por Mariana Escobar Oneill

 

¨La música del zodíaco es una música que, cuando uno quiere cantarla, se le corta la voz¨, dijo Eugenio, el jueves 15 de diciembre, última clase de este ciclo de 4 años que compartimos en casa once, con la voz así, cortada, entrecortada por la emoción. Creo que todos los que alli estábamos  fuimos atravesados por esa frase, y por la emoción que traía Eugenio.

A mi….se me quedó adentro. 

Leer más

Lógica del objeto y lógica de la información.

por Martina Carutti

Los principales problemas de la humanidad como especie parten de la lógica a partir de la cual nos pensamos a nosotros mismos y al mundo, y más profundamente la forma en la cual nos percibimos y nos sentimos (teniendo en cuenta que los sistemas cognitivos constituyen una unidad ideica-perceptual-emocional-sensorial). 

Los seres humanos hemos acordado colectivamente, desde la función del sistema que se encarga de ello, lo que llamamos habitualmente yo, que somos entidades separadas las unas de las otras, y por lo tanto, en última instancia objetos.

Leer más

No existe un “yo” anterior a la “estructura natal”

por Eugenio Carutti

(Fragmento de la introducción del libro "Ascendentes en Astrología- ParteII" de Eugenio Carutti)

El excesivo énfasis puesto en la carta natal individual suele oscurecer el hecho de que las sucesivas formas que el sistema solar adopta responden a una matriz única que posee un patrón absolutamente regular de manifestación. A medida que los planetas recorren sus órbitas se van formando los dibujos que simbolizan las cualidades que se corporizarán en una existencia concreta. Estas órbitas obedecen a un algoritmo matemático que define las sucesivas posiciones de los planetas a lo largo de los milenios, así como los ángulos que establecerán entre sí.

 

Leer más

El Zodíaco: un arquetipo de “tercer orden”

por Eugenio Carutti

(Fragmento de la introducción del libro "Ascedentes en Astrología-Parte II" de Eugenio Carutti)

El Zodíaco forma parte de una clase de estructuras en las cuales las características de sus diferencias internas responden a la posición que ocupan dentro de la totalidad. En los planos vibratorios –o musicales- las cualidades surgen de la proporción en la que sus componentes se distribuyen. Así como una cuerda emite un sonido diferente de acuerdo a la relación entre su longitud total y el punto sobre el cual se ejerce presión, la cualidad de cada signo zodiacal surge de la división del círculo en doce espacios iguales. 

Leer más