Publicaciones

Lo externo y lo interno

por Eugenio Carutti

La principal creencia colectiva sobre la que se  apoya el ego es que aquello que nos sucede es completamente casual. Estamos convencidos que los eventos de nuestra existencia son azarosos y que las personas que aparecen en nuestras vidas –ya sea que nos atraigan o que nos causen rechazo- son totalmente independientes de nosotros. Nos hemos condicionado para sentir que el mundo externo no tiene relación alguna con nuestro mundo interno.   Jung nos indicó la existencia de las sincronicidades, un tipo de acontecimientos en los que sentimos inequívocamente que lo que está sucediendo está íntimamente ligado a nuestro proceso psíquico.  Para Jung estos episodios se producen cada vez que el Sí mismo logra perforar la frontera establecida por nuestra personalidad superficial. Entonces, de una manera fugaz y completamente ajena a nuestra voluntad, se nos revela un orden desconocido, lleno de significación.

Leer más

La Transformación de la Tierra

por Eugenio Carutti

La mayoría de nosotros percibimos que una gigantesca transformación se está produciendo en la vida de la Tierra; nos damos cuenta que está ocurriendo un cambio muy acelerado y que las categorías habituales que utilizamos para comprender la realidad no nos dan el resultado que esperamos; todo esto genera enormes expectativas y una gran incertidumbre se agita en todo nosotros. Vivimos tiempos de enorme turbulencia en los que la cantidad de estímulos que debemos aprender a procesar en simultáneo nos parece casi insoportable.

Leer más

Supuestos de nuestra mirada astrológica

por Alejandro Lodi

Creo que es fundamental y muy honesto no dejar de plantearnos qué es astrología. A medida que profundizamos en ella y adquirimos convicción acerca de su validez, siento que resulta indispensable revisar qué es lo que estamos inconscientemente aceptando, qué supuestos implícitos están presentes en esa aceptación, y sincerarnos con qué es aquello que creemos y qué no creemos respecto a su práctica.

Leer más

El Patrón de Occidente

por Eugenio Carutti

Si observamos la evolución humana podemos distinguir en ella la presencia de un patrón que se repite hasta nuestros días. Todas las sociedades se edificaron mediante la apropiación de los cuerpos y las conciencias de sus miembros. De una manera u otra las mujeres fueron destinadas a la procreación y los varones a la guerra.  Cada cultura desarrolló creencias diferentes, pero todas ellas fueron inculcadas de manera igualmente férrea en sus hijos. A través de los milenios el cuerpo humano ha pertenecido siempre a lo colectivo. Y el precio pagado por aquellos que se atrevieron a percibir el mundo de un modo diferente al de su sociedad fue muy alto. Esto llegó a su máximo en las grandes civilizaciones. Sus proezas tecnológicas absorbieron la energía de millones de humanos.

Leer más

La astrología es una obviedad compleja

por Alejandro Lodi

No existe una realidad "allí afuera", objetiva, ya dada, esperando ser descubierta por aquel que logre desarrollar el conocimiento y sabiduría necesaria. Pero existe una realidad que se revela nítida a la conciencia.

Por ejemplo, si bien Saturno sí existe como planeta físico en el Sistema Solar, no existe como "cosa" si nos referimos a él como principio energético. Así considerado astrológicamente, Saturno no es algo que está allí afuera esperando ser descubierto por la mente sagaz. Pero Saturno se transparenta en hechos que experimentamos, gracias al don que opere en la conciencia para así significarlos.

Leer más

El Tiempo de Acuario

por Eugenio Carutti

La humanidad es una desde el origen; sin embargo crecimos dividiéndonos en innumerables tribus y naciones. Aislándonos en nuestros capullos como si las experiencias de nuestra tradición fueran las únicas importantes; nuestros dioses los únicos verdaderos, nuestro lenguaje el más profundo, nuestras costumbres las más hermosas.

Leer más

La Ruptura de los Nidos

por Eugenio Carutti

Los humanos nacemos anidados en un compacto entretejido de creencias y símbolos, modalidades afectivas, intelectuales y religiosas. Este nido tiene múltiples capas, la familia, la cultura a la que pertenecemos, la nación, la religión y la civilización. A través de estas capas heredamos nuestra estructura genética, los hábitos alimentarios, una determinada relación con la naturaleza, nuestras costumbres e ideales; también una interpretación muy parcial de la historia, en la que nuestro linaje generalmente se siente especial y único con relación a otros. Durante miles de años fuimos moldeados por la interpretación del mundo propia del grupo en que nacimos. Aprendimos a ver la realidad con los ojos del nido. En un sentido estricto fuimos poseídos por la trama  de símbolos, emociones, creencias, ideas, imágenes  y arquetipos que proviene del pasado de la humanidad. Entramos en una densa telaraña que nos hechiza con el mandato de continuar con ella. Conciente o inconcientemente buscamos experimentar las mismas formas y sensaciones con las que fuimos moldeados

Leer más

Una mirada Astrológica

por Eugenio Carutti

La astrología afirma que cada día que pasa, cada hora que corre traen consigo una cualidad diferente. Los planetas giran en sus órbitas generando dibujos siempre nuevos. Estos dibujos son las cartas natales de los niños que nacen a cada instante; el mapa que expresa el orden profundo en el que se inscribe la existencia de una persona. Todo lo que  sucede aquí en la Tierra está misteriosamente entretejido  con los movimientos del Cielo. El es el espejo de nuestro verdadero ser.

Leer más

Astrología y cuadros psicopatológicos (1ra Parte)

por Alejandro Lodi

Nuestro punto de partida consiste en el cuadro con que la psicología tradicional presenta y clasifica los desequilibrios psíquicos, concentrándonos particularmente en las más severas: las denominadas «psicosis». 

Intentaremos ensayar algunas hipótesis acerca de su correspondencia con los indicadores astrológicos que hacen referencia a la dimensión transpersonal de una carta natal.

Leer más

Astrología y cuadros psicopatológicos (2da Parte)

por Alejandro Lodi

Como introducción, podríamos atender a que el común denominador de todos los casos presentados es que en ninguno de ellos existe una estructura básica y elemental del yo suficientemente desarrollada, donde lo emocional, el comando de las funciones psíquicas y la relación con la realidad funcionen como un todo coherente.

La funciones psíquicas representadas por los planetas personales no pueden coordinarse, carecen de un orden estructural. No hay un coordinador de la personalidad. Y estas funciones quedan alteradas: el pensamiento se altera (Mercurio), la vincularidad queda alterada (Venus), la acción queda alterada (Marte), la capacidad de síntesis y de dar sentido de vida queda alterada (Júpiter).

Leer más